septiembre 04, 2009

El peor robo de mi vida

Ya decia Jesus, "el que este libre de culpa que tire la primera" yo durante un buen tiempo tuve mi epoca delictiva. En realidad no eran crimenes serios o robos de magnitud. Recuerdo haber incluso robado una vez una pieza de pan, por que? por adrenalina.

Entre los robos mas insignificantes que pude haber realizado, estan robos de salteńas, refrescos u otro alimento de la tienda que estaba en la esquina de mi casa (creo que la dueńa de la tienda sabia de tales actos pero como era amiga de la familia creo que no se hacia problema o lo cobraba despues.

En fin mi mayor logro delictivo fue basicamente en el lugar donde ironicamente fui atrapado. La Feria del Disco en La Paz se realizaba no con regularidad en la ciudad para promover musica y tratar de alentar a la gente a comprar mas discos de lo habitual.

La primera vez que fui no tenia planeado hacer eso, yo fui a tal feria a comprar discos baratos, esa era la idea. Ya en la feria el montón de gente era impresionante y todos se aglomeraban en los stands con cientos de discos y muy pocos vendedores. El primer botin fue accidental, tome un disco de Soda Stereo y pregunte por el precio, no tuve respuesta, pregunte mas alto y no obtuve la respuesta deseada, mi amiga que estaba a mi lado me dijo, bah llevatelo, no te tira pelota. Yo la mire con ojos de esos que tienen los nińos cuando piensan realizar una travesura y le dije, bueh, por que no? Retrocedimos y caminamos algo asi como tres cuadras nerviosos pensando que nos seguirian si es que se dieron cuenta.

Obvio cuando supimos que no habia peligro nos pusimos a festejar dicho acto. La propuesta maligna posterior fue, "podemos hacerlo otra vez" sin ningun tituveo decidimos volver pero ya no a ese stand por razones obvias. En otro stand adquirimos ilicitamente un disco Mtv clasico con el mismo modus operandi y al final nos fuimos a una disqueria (si es que se llaman asi) y le cambiamos el precio a un disco (truco que un primo mio hizo para comprar un disco de Stone Temple Pilots) de Blur, el 13. En fin ese dia nos sentiamos reyes, nos ahorramos un montón de plata y disfrutamos de buena musica.

Pero como dice el dicho "el crimen nunca paga" se anuncio una nueva feria del disco y esta vez con la misma amiga, decidimos repetir nuestra hazańa en dicha feria. Por alguna razón ya ni llevamos dinero, estabamos convencidos de que algun disquito ibamos a arrebatar. Llegamos a la feria y mi amiga se veia super nerviosa, yo confiado. Hicimos un paneo general de los stands para ubicar nuestro objetivo. Mi amiga decide quedarse lejos del stand "por si acaso algo malo pase" Yo asenti.

Ya en el stand no encuentro ningun disco bueno, o al menos no de mi gusto. Lo mas rescatable era Everlast asi que decido actuar, esta vez lo que hago es tomar el disco y meterlo debajo de mi camiseta y de mi jean. Cuando veo que nadie se ha percatado de mi acto, me doy la vuelta para irme del lugar, veo a mi amiga, me sonrie, le devuelvo la sonrisa, doy dos pasos y el disco se me cae al piso. Una de las encargadas en cuidar los stands se me acerca y me pregunta de donde saque dicho disco. Yo tranquilo aun le dije, lo compre en otro stand. Me preguntó, de cual? Yo le dije de uno de por alla, y me dice, ok vamos entonces. Yo comence a ponerme nervioso. Mi amiga creo que ya llevaba cuatro cuadras de ventaja, obvio me abandono. Llegamos al stand que mencione como aquel del que compre el cd y la encargada obvio, nego haber vendido ese disco. Esta vez me llevaron donde otra persona esta, una persona mas mayor quien comenzo a vociferar que yo le intentaba robar sus disco. Yo con el tragame tierra escrito en mi frente ya que todo el mundo volteaba para ver quien era el ladronzuelo de discos. Yo ya no aguantaba mas la verguenza, empapadisimo de sudor a punto del llanto pidiendo perdón por tal pecado y ni bola.

Luego de 10 minutos -horas, meses, ańos- la encargada me soltó con la amenaza de "si te vuelvo a ver por aqui, llamo a la policia". Yo con la cara de avion estrellado, negue volver a tal sitio y me fui a mi casa. Le conte tal hecho a mi mama (siempre tuve una relación de plena confianza con ella) y me dijo, "tu fuiste a hacer eso, te fue mal, asume las consecuencias" Luego de ese dia cada vez que recordaba tal verguenza, me daban escalofrios. Desde entonces ya no robe nada mas en mi vida. Es bien sabido que el ser humano aprende de sus errores y yo aprendi mi lección. Obvio que dicho hecho no compensara las salteńas, refrescos y demas articulos adquiridos ilegalmente, pero creo que el sufrimiento de ser apuntado como ladrón (y me lo merecia) es un trago amargo en mi vida.

El blog esta mejor que ir a confesarse a una iglesia, espero sus penitencias.

4 comentarios:

rariox dijo...

Interesante el relato, y que se yo, creo que todos alguna vez en gran o en mínima medida, hemos caído en el engaño, la mentira o el hurto, para tomar nota...rescato las palabras de tu madre, "tu fuiste a hacer eso, te fue mal, asume las consecuencias", como en todo, palabras sabias. Saludo amigo!

*La Jefa* dijo...

excelente historia. asi no mas se aprende, haciendo sonseras y haciendote pescar.
me prestas el cd de bluuuuuuur?? amo blur!!
un beso!

olvicinho dijo...

Interesante historia pero confesarme en una iglesia no lo hago en un blog quisas lo haga

ratona dijo...

ok!
estaba dando vueltas y vueltas en tu blog y caí en este post que me recordó la vez que, por error, robé un libro de la FIL de cbba...
soy fanática de comprarme libros y esa noche cogí tres o cuatro de la editorial Plural para consultar los precios; al final escogí dos y dudaba del tercero (Prosa breve de Jaime Saenz).
Despué de visitar otros dos stands revisé mis bolsas de compras y caí en cuenta que tenía el mentado libro, lo había puesto en la bolsa involuntariamente.
No sabía que hacer, y cuanto más lo pensaba más rápido caminaba hacia la salida.
Hasta ahora me da vergüenza ver a la señora de la editorial :P
Ojalá me perdone.

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails