enero 02, 2014

10 platos que debes comer en La Paz

Todos los que alguna vez hemos decidido ir de viaje por nuestra cuenta, hemos buscado en internet los lugares más importantes para visitar en esa ciudad y ver cuáles son los atractivos que son relevantes para poder decir que hemos viajado a ese lugar. ¿Se imaginan no saber que en Paris esta la Torre Eiffel  o que visitando Roma también puedes visitar un pequeño país llamado Ciudad del Vaticano? En fin, si bien vemos o buscamos lugares, también hay otros que buscan dónde comer para saborear la esencia del lugar al que están visitando. Partiendo por ese lado, pues, teniendo a La Paz como título de este blog, te invito a saborear 10 platillos que sí o sí tienes que comer cuando visites esta ciudad.

Comencemos y buen provecho.

Salteñas en cualquier lugar de la ciudad.


Estar en La Paz y no comer salteña es como ir a Pisa y no sacarse la foto en la que pretendes sostener la torre inclinada. Es el platillo favorito de media mañana del paceño y lo puedes encontrar en cada rincón de La Paz. Puedes comprar una desde 2 Bs. Hasta 8 Bs. Depende del lugar y la variedad.

Helado de canela con empanadas de queso, preferiblemente en el Cementerio General.


Las visitas al Cementerio General como pasatiempo de domingo o paseo turístico no pueden terminar si no te tomas un helado de canela en el mercado instalado al frente de dicho cementerio, si acompañas ese helado con una empanada de queso, entonces el placer es doble.

Sándwich de palta (aguacate) en marraqueta con café en el Mercado de Obrajes


Este definitivamente es uno de los placeres más grandes de la comida paceña. El mercado de Obrajes (Plaza de la Loba, entre calles 11 y 12 de Obrajes) es la sede de los mejores sándwiches de palta de todo el universo. Ese lugar debe tener un magneto especial que hace que la comida sepa distinto. Se aconseja, no, es obligatorio, comer el sándwich con café negro caliente.

Café con marraqueta y queso Collana en el Mercado Lanza


La mayor duda en este caso era saber cómo se escribe Collana, tal vez es con “K” pero no importa. La marraqueta es el pan oficial patrimonial de La Paz, Si no, pregúntenle a cualquier paceño que vive lejos de La Paz y que siempre pide que le manden marraquetas hasta por correo. El mercado Lanza sirve el café caliente en jarro de metal (la casera te pone el azúcar a su gusto) acompañado de una marraqueta y un queso criollo llamado Collana. Si lo tomas en la tarde, sentirás una fiesta de sabores en tu paladar.

Tucumanas en el Coliseo Cerrado


Esta viene con controversia. A muchos les encanta y otros las repudian. Tengan o no la unanimidad del público paceño, las “tucus” del Coliseo son un clásico, al igual que las tantas salsas que tienes a tu disposición para “adornar” tu empanada.

Salchipapas en la Av. 6 de Agosto esquina Calle Fernando Guachalla


Imaginen el escenario. Ya has estado de boliche en boliche hasta las 4 de la mañana en Sopocachi y comienzan a sentir que su estómago pide algo más que alcohol. Una buena salchipapa con kétchup, mayonesa y algo de llajwua o ají te hará revivir para poder llegar como bípedo a tu casa u hotel, o te dejará con más energías para poder continuar con la jarana.
Menchos en la Plaza de San Miguel

Vuelvan al escenario anterior pero esta vez en la zona Sur de la ciudad. En la Plaza de San Miguel puedes degustar de los Menchos de San Miguel y charlar un rato con el que te sirve que es buen tipo.

Anticucho en Las Velas


Toda ciudad tiene un lugar que es mítico por todas las historias que suceden en él. El mercado de Las Velas es ya un lugar con mucha historia paceña. No sé por qué no entra en las guías de turismo. Si el corazón de vaca no es de tus platos favoritos, también puedes comer en este mercado un silpancho pero vamos, ¿cuántas veces en tu vida vas a poder comer corazón a la parrilla? Es indispensable sacarle foto a la vendedora levantando fuego sobre la parrilla.

Ají de fideo al frente del Monoblock de la Universidad


Así como las papas fritas de los Pollo Cochabamba eran el almuerzo de muchos universitarios, el Ají de Fideo al frente de la U era la cena de muchos más. El cúmulo de experiencias entre comer en un plato adornado con plástico y los tenedores y ese olor a fideo recién cocido te hace desear comer no solo uno, sino dos o más platos y lo bueno es que no es caro. Dale una probada y no te arrepentirás.

Pollo Copacabana


Señores y señoras les presento a la que verdaderamente sacó del mercado a la famosa McDonald’s de Bolivia. Su política de restaurant de comida rápida peleó eficientemente contra la franquicia y gringa y ahora los ven, a punto de abrir una sucursal en Santa Cruz de la Sierra. Si la marraqueta es el pan del paceño, Los Pollos Copacabana son sus KFC. Si has estado en La Paz y no has comido ahí, es como haber ido a Buenos Aires y no haber comido un asado.

Ahora ya lo saben, no pasen vergüenza solo comiendo en BK o en otros cafés. Si quieres vivir La Paz realmente, tienes que dejar que te enamore por el estómago. Bon appétit  

(Espero que por esta publicidad descarada, la y los caseros me inviten a comer algo porque muero de hambre).


Las fotos les pertenecen a sus autores. Todas fueron extraídas de diversas páginas web de cocina. Crédito a ellos


julio 23, 2013

El diván



-Bueno, ¿Le digo?
-Claro, para eso vino.
-Creo que no sé por dónde comenzar. Es un problema cotidiano. Me despierto muy temprano, nunca antes me había despertado taaan temprano...
-Discul...
-Y bueno, como siempre me he ido a la cama muy tarde y bueno pues, hay cosas que no se pueden cambiar...
-Señor, mi...
-En fin, le explico, me voy a la cama a las 11 y media o doce y me quedo revisando mi teléfono y sé que pasa el tiempo pero reviso el internet y el jueguito de los logos y... ah...¿usted sabe cómo se llama la segunda compañía petrolera más grande de Rusia?
-La verdad es que no...
-Pues en realidad ese es el problema, siento que si me voy a dormir temprano, me estoy perdiendo parte de mi vida. Sé que suena tonto pero creo que es algo normal ¿no?
-¿Usted cree?
-No ´se en qué creer la verdad. Bueno, ¿no debería usted darme alguna técnica o una terapia o pastillas para que cambie?
-Con todo respeto señor... yo no puedo darle nada ni sugerirle nada. Usted vino a comprar divanes.

junio 10, 2013

No me acuerdo

La historia que les voy a contar ahora la recordaba vívidamente hace poco. Voy a hacer memoria para compartirla con todos/as ustedes.

Bueno, recuerdo que estaba con alguien... aunque también podía haber estado solo. No me acuerdo muy bien si estaba con un hombre o una mujer. Supongamos que con cualquiera de los dos, a la larga no es muy importante eso. Estábamos caminando por la playa... o por una avenida ancha... o por un sendero... aunque lo más probable sea que estábamos sentados en un café conversando, bueno, no estoy muy seguro de eso. Tal vez sea que estaba sólo sentado en el banco de un parque.

Lo importante, obviamente, era lo que esta persona -o mi subconsciente- me comentaba. No lo recuerdo muy claramente, pero al parecer se trataba de buscar algo muy importante con el fin de obtener un premio... o también puede ser que hayamos tenido que buscar a alguien para que nos diga dónde podíamos comprar algo que necesitábamos... o era que vimos una película en la que el protagonista, o la protagonista, revisaban en unos archivos la clave de acceso a un servidor superpoderoso que les daría información sobre quién era aquella persona que llamaba en las noches y no hablaba, solo respiraba... o creo que no era nada de eso... no me acuerdo bien.

Lo que sí recuerdo es que, uhhh se me acaba de ir lo que quería decir, simplemente no me acuerdo. En fin, en otro momento les cuento.

abril 29, 2013

Fav


Fav: sust, n. Apócope de “favorito”. Fav, verbo. Marcar un tuit (o ‘tweet’) como favorito. Fav, equivalente de la red social Twitter al “me gusta” de Facebook. Fav se usa cuando algo te gusta. Fav se usa cuando algo no te gusta. Fav para guardar algo para leerlo más tarde. Fav como sinónimo de “estoy de acuerdo” Fav como forma de decir “después lo arreglo”. Fav como forma de decir “he recibido este mensaje pero no puedo o no quiero o no sé cómo continuar esta conversación ahora”. Fav de “me hiciste reir”. Fav de “sé que estás hablando de mí y quiero que sepas que yo sé que estás hablando de mí”. Fav de amenaza. Fav cuando alguien o algo te calienta. Error 404: no hay fav para señalar que te calienta el fav de otra persona. Fav de “eres un pelotudo”. Fav de “me calienta que seas tan pelotudo”. Fav de “te violo contra una heladera sin desvestirte del todo”. Fav de “te amo aunque no lo sepas”. Fav de “te amo aunque ya lo haya dicho”. Fav de estímulo electrónico. Fav de endorfina digital. Fav de un LED parpadeante como un faro en el océano de noche.

Extractado, copiado, pasteado, vilipendiado y hasta violado de #Vomito de @elfaco

marzo 18, 2013

Las guerras más largas y las más cortas de la historia

La historia está llena de sangre y es la sangre derramada en las guerras la que es recurrente en el tiempo. Desde que se hace uso de la escritura, se han destacado las crónicas de las guerras, y es en esta ocasión que voy a enlistar las 5 guerras más cortas y las cinco más largas para que vean la diferencia temporal entre estas. Siéntense y disfruten.

Las guerras más largas

Fuera controversias y tratados posteriores, aquí están las guerras más largas.

5. La Guerra de los 30 años. Estamos hablando de la guerra religiosa más relevante de Europa. Se llevó a cabo en el Sacro Imperio Romano Germánico entre el año de 1618 y el 1648 entre protestantes y católicos por el dominio religioso del Imperio.

4. La Guerra de las Rosas. No estamos hablando de la película de Michael Douglas y Kathleen Turner, estamos hablando de la guerra entre los bandos ingleses de los Lancastrists y de los Yorkists, ambos llevaban rosas en sus banderas. Esta guerra duró alrededor de 32 años, entre el 455 y el 487 d. C.

3. La Guerra Civil en Guatemala. El conflicto interno entre el gobierno guatemalteco y la guerrilla izquierdista comenzó el año 1960 y culminó con el tratado de paz y el acuerdo de respetar a los pueblos indígenas descendientes de mayas recién en el año de 1996. Fueron 36 años de conflictos entre compatriotas.

2. Las Guerras Púnicas. Si uno revisa los textos sabe que se inicia la guerra entre Roma y Cártago el año 264 a.C. en la primera guerra púnica. Si bien la destrucción de Cártago se dió el año 146 a.C. se cree que la guerra como tal duró 43 años. ¿Confuso? El tratado de paz fue firmado oficialmente el año 1985 lo que nos mostraría que el conflicto entre romanos y cartaginenses duró 2248 años (!).

1. La guerra de los Cien Años. De hecho un siglo de guerra es mucho, en realidad esta guerra duró 116 años entre Inglaterra, tratando de dominar el territorio francés y Francia que trato por más de un siglo de expulsar a los ingleses de su territorio. Es en esta guerra en la que Juana de Arco lucho para el bando francés, en la que los Escoceses apoyaron a Francia y en la que Inglaterra dejó de aspirar por tener territorio en la Europa continental. Ahora se burlan los unos a los otros, algo que es mucho más civilizado.



Las guerras más cortas.

Mucha sangre en mucho tiempo, pasemos a guerras sangrientas en lapsos de tiempo cortos.

5. La Guerra Georgio-Armenia. Entre las repúblicas de Georgia y Armenia. El conflicto bélico duró 24 días y no se conoce el número de bajas. Fue por problemas de fronteras el año 1918.

4. La Guerra Serbo-Búlgara. Estos países se enfrentaron en el año 1885 y su conflicto duró 14 días, causando la muerte a más de 1500 personas.

3. La Guerra Indo-Pakistaní. Esta guerra duró 13 días por conflictos territoriales. Causó 12843 muertes en ese pequeño lapso de tiempo.

2. La Guerra de los Seis Días. inició el 5 de junio de 1967 con el ataque sorpresivo de Israel a sus vecinos de Egipto jordania y Siria para controlar la Franja de Gaza. Causó la muerte de 24483 personas, más de 6000 mil muertos por día.

1. La Guerra Anglo-Zanzibar. Durante la época imperial la corona británica mantenía colonias en todo el mundo incluída África. Zanzibar era un protectorado británico. Con la muerte del sultán Hamad bin Thuwaini, quien apoyaba a los británicos y la sucesión del Sultán Khalid bin Barghash el cual no era aprobado por la corona británica, se da inicio al bombardeo inglés a Zanzibar. Tras la muerte de 500 personas Zanzibar pide la paz con el Reino Unido. ¿Cuánto duró el bombardeo inglés? solo 38 minutos, siendo esta la guerra más corta de la historia.

enero 18, 2013

El Hernán


En segundo medio, estaba en un colegio en el que desde el director hasta el último alumno de kínder se drogaban, era como una tradición de ese lugar. Pero no les vengo a contar eso hoy. En ese colegio estaba el Hernán. Él no era de esos que llaman la atención, de hecho, muchas veces parecía invisible. Lo bueno del Hernán era que era bueno jugando al fútbol. Es más, con él fue con quién yo mejor me entendí en una cancha de fútbol. Era como si él supiera lo que yo iba a hacer o hacia qué lugar iba a correr, tenía la habilidad de hacer pases milimétricos, él jugaba de mediocentro y yo delantero por izquierda.

Como yo era de esos alumnos errantes durante mi vida escolar, a medio año salí de aquel colegio y cada vez la leyenda del Hernán como mi mejor compañero en las canchas se agrandaba. Siempre contaba “yo tenía un amigo que es un crack para el fútbol, hace unos pases impresionantes” y todos se quedaban con la duda de cómo era el dichoso Hernán.

En diciembre que estuve en La Paz lo vi y fue uno de esos encuentros inesperados. Yo caminaba por la calle Comercio y doblé en la Mercado yendo hacia el Shopping Norte y no sé cómo fue bien pero giré mi cabeza y vi a Hernán apoyado a una pared. Llevaba la ropa sucia y raída. Su cabello era una sola masa de lo sucio que estaba y su cara un poco hinchada y con manchas que le dibujaban un mapa de algún país desconocido.

¿Cómo sé que era el Hernán y no otro desamparado más? Fue por una reacción de ambos de un milisegundo. Ubican que cuando tratas de reconocer a alguien te quedas viéndolo por un rato, tratando de desarchivar nombres y rasgos para sabér quién es esa persona. En tu cabeza está esa idea, “de algún lado conozco a esta persona”. Eso pasó por mi cabeza y lo recordé al instante. Le pasó a él también. Sus ojos trataron de reconocerme y lo hicieron. Su siguiente reacción fue bajar la cabeza.

Me acerqué y traté de saludarlo, no me respondió. Le dejé 10 Bs. En el pedazo de trapo que tenía a sus pies para recolectar dinero. Le dije “que gusto verte, te cuidas” y me fui. Por el reflejo de un ventanal pude ver que me seguía con la miraba.

Me pregunto que habrá pasado en su vida para terminar de ese modo. El más grande jugador de fútbol con el que compartí una cancha.

enero 15, 2013

¿Y si hubiese sido por eso?


Cada vez que me preguntan por qué me fui a Polonia a vivir me imagino miles de respuestas alternativas. Es que claro, a quién se le ocurre irse a vivir a Polonia… Hoy voy a contarles la razón por la que tuve que viajar a ese país báltico.

En mayo de 2009, se acercaba la fecha de mi cumpleaños y con mi amigo el Beto decidimos irnos para festejar una de las varias previas a ese magno evento. Caminábamos por una de las calles desérticas de Calacoto cuando de pronto vimos a dos junkies, una pareja, tirada en el suelo disfrutando su vuelo primera clase auspiciado por algún químico alegre. El Beto me dice que siempre los ve en esa calle y que la mayoría del tiempo están en trance.

Nos fuimos a la fiesta, tomamos, fumamos, nos divertimos y a la hora de volver a casa teníamos que pasar por la misma calle desértica. El alcohol y y el humo nos habían dejado eufóricos, así que, cuando pasamos por el lugar en el que anteriormente estaban los junkies pero esta vez sólo vimos que el muchacho estaba tirado en el suelo. La chica había desaparecido.

De pronto veo que mi amigo, el tímido Beto, comienza a empujar al tipo con el pie para que éste reaccione. Al no ver ninguna reacción, comienza a incrementar la fuerza en el pie. Yo, con tragos encima, imito lo que él hace… No sé cuánto tiempo estuvimos así, de pronto se me aclaró la película y entendí todo, Era una noche oscura pero se podía apreciar claramente la mancha de sagre que brotaba de la cabeza del junkie. Ya no se distinguía nada de su cara hinchada y molida por las patadas que había recibido.

Fue cuando vi pasar toda mi vida por delante y pensar en el futuro inmediato. Ví los momentos felices, a la gente que quería y las cosas que nunca más iba a vivir en La Paz. Pensaba en una fuga estilo Papillón o de película de guerra hollywoodense. No sé por qué pensé en la película The Pianist de Polanski y se me vino la idea… tengo que huir a Polonia. Tengo que comenzar de cero, en un lugar en el que no muela a patadas a un junkie inconsciente.

Dejamos al junkie, no sé si vivo o muerto, al día siguiente sufrí como penitente la resaca y dos días después comenzaba mis papeles para la visa. Tres semanas más tarde, las peores de mi vida, llegaba a tierras polacas.

¿Y si hubiese sido por eso?

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails