agosto 04, 2009

Un boliviano en Woodstock


Kostrzyn nad Odra es una pequeńa ciudad ubicada al oeste de Polonia besando la frontera alemana. Parece ser una ciudad tranquila y sin mucho brillo -vale decir que no tiene mucho que ofrecer a un turista sudaca- pero cada ańo, desde hace 15 ya, en este lugar se se celebra uno de los mas grandes festivales de Europa, con un nombre mas que legendario... Woodstock!.

Miles de polacos y polacas y varios europeos y residentes de este continente se aproximan en centenares de miles de miles para continuar con la leyenda, divulgar el lema "paz y amor" que pregona dicho evento -en teoria- y para despojarte de las barreras del sistema y dejar a tu alma actuar.

Viernes 7 de la tarde estamos estancados a 5 kilometros de la ciudad debido a la interminable fila de coches que trata de ingresar a la ciudad y en si cruzarla para llegar a la parada Woodstock como se denomina en si el festival. Tiene aires de ser bueno. Yo tenia en mi retina algunas imagenes del recuerdo de o que habia visto en tele de los 3 festivales Woodstock realizados en USA -logicamente el primero es el mas connotado- aunque musicalmente me identifico mas con los posteriores 2 tanto del 94 como del 99.

A nuestra llegada al campamento y divisar miles de carpas extendidas en el campo, ver miles de personas con looks diferentes a cual mas extravagante y ver a lo lejos un escenario gigantesco ya con artistas en escena repito para mi... pinta bien... muy bien.

Nos acomodamos cerca al sector denominado "Nowa Sól" y "Winotu" (Nowa Sól es una pequeńa ciudad cerca a Zielona Góra donde me encuentro ahora asi que era nuestra ubicacion, y winotu, en una traducción simplista del polaco al espańol seria vino aqui). Salen a relucir las primeras cervezas del festival, armamos las carpa y a recorrer el lugar.

Hay en este campo 5 escenarios, el mas grande "Duże escena" de variops metros de alto y ancho, digno de festival de estas caracteristicas, lleva en su diseńo la paloma logo del evento y a la izq y der del escenario las cifras 1969 y 2009... ahora si creo que estoy en Woodstock. Habia otros escenarios como el folk y el Krishna mas 2 pequeńos supongo que para bandas amateurs.



Paracaidismo y Delta flying, bungee, lago de barro para jugar y zambullirte en el, ducha gigante para mojarte debido a las altas temperaturas y para lavarte luego de jugar en el charco, cientos de bańos portatiles (toi toi) y un area con tinajas para poder lavarte demuestra un alto nivel de organización y de respeto en todo el evento.

Efectivamente se celebraban 40 ańos del primer Woodstock y para hacer mas grande la celebración el mismisimo Michael Lang -organizador del primer Woodstock- estuvo presente en el evento dando una charla y estar presente en el concierto celebración de los 40 ańos de Woodstock.

De los concierto muy poco se puede decir porque en su totalidad eran desconocidos para un bolita como yo que esta enrandose apenas de como funciona la escena polaca y lo que realmente suena aca en este pais. Lo latino se vio representado por la banda chilena Seńor Coconut, quienes hicieron bailar al publico con ritmos latinos -cha cha cha, merengue, conga- "lo latino works very well here" aullaba el vocalista de la banda (ańos atras Panteon Rococó participó de este evento).

Tal vez lo mas esperado era el concierto homenaje que aglutino a una decena de artistas polacos interpretando covers de los Woodstocks realizados en USA. Para destacar With a Little Help of My Friends, Give Away/Purple Haze y Cry Baby Cry interpretada esta ultima por la hermosa Ewelina Flinta. Obviamente la presencia de Lang le dió un plus significativo al evento.

La ultima noche la presencia de Dżem (buena banda polaca) Clawfinger (ganadores de un concurso de bandas, excelente nivel) y Guano Apes (la unica banda que conocia y que me decepciono bastante, alemanes ellos) fue lo mas destacado del evento. La lluvia el ultimo dia le dio la magnificencia y el toque de gracia a un evento que colmó por demas mis espectativas y que se sobreentiende lleva un arduo trabajo organizativo que hace imposible la realizacion de un evento tal en Bolivia, un pais que esta en pańales con respecto a festivales se refiere.

Este festival me deja un brazo con un morete debido a un golpe tipico de concierto, una picadura de avispa en el otro brazo, picaduras de mosquitos por doquier y dos heridas en cada pie, mas el grato de recuerdo y el orgullo de decir que...

ESTUVE EN WOODSTOCK!!!!!



Gracias a Aneta por corregirme el nombre de la ciudad.

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails