agosto 01, 2011

El regreso

El pasado viernes fue hallado muerto el cuerpo de Hassan Mahmoud Al-Silawi en su celda compartida en la cárcel de Coeli de la capital italiana. La muerte se produjo luego de una riña entre Hassan y otro reo que compartía celda con la víctima. Pero esta muerte pasaría desapercibida si no fuera por las circunstancias del encarcelamiento, las causas del mismo y la polémica que se ha desatado a raíz de este suceso.

El pasado mes de abril, Hassan, hombre sirio de 33 años fue arrestado luego de causar daños materiales de consideración en la Basílica de San Pedro y agredir a dos guardias suizos, alegando ser el Mesías y exigiendo una audiencia con el Papa Benedicto XVI. Luego de la negativa y tras ser disminuido por los agentes suizos e italianos, Hassan condenaba la dirección que tomó la religión católica y sus emisarios alrededor del mundo. Todo el alboroto ocasionó un caos en la Plaza de San Pedro ante la mirada de turistas y fieles que recriminaban al alborotador. Cabe recalcar que el hombre protestaba en italiano, latín y árabe.

Dos semanas más tarde y tras un juicio corto, se le asignó una multa de 10 mil euros por los daños y la reclusión por seis meses en la cárcel de Coeli.

Hassan, originario de un pueblo al sur de Siria y que se proclamaba palestino, había realizado una peregrinación que lo llevó a Turquía, para pasar a Grecia y finalmente llegar vía marítima a Italia. Junto a él, viajaron nueve hombres y cuatro mujeres de diferentes nacionalidades quienes no estuvieron presentes en el momento del arresto de Hassan pero que le visitaban a diario en la cárcel para escuchar su palabra.

Uno de ellos, de nombre Imad Jalal Abour Tair, dijo a este medio que Hassan sabía que sería recluido y que no saldría vivo ya que esa es la misión que tiene Dios para él.

Tras la muerte de este hombre, y la difusión de la noticia, varias personas han llegado a Coeli para rezar por este hombre y han levantado altares y capillas para rendirle homenajes y para denunciar al Estado Vaticano y a su cúpula. Muchos esperan con ansias una resurrección de Hassan como lo hiciera Jesús tras su muerte.

Desde Siria se reporta que la madre de Hassan fue secuestrada el mismo día viernes y se desconoce su paradero.

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails