mayo 09, 2011

El Superclásico

El árbitro suena su silbato para dar por finalizado el partido fuertemente disputado. El 2 a 2 es un resultado que no perjudica a ambos clubes aunque uno de ellos haya tenido más chances de salir victorioso.

En los camerinos, el número 10 de uno de los equipos, la estrella, recibe un mensaje de texto: 'Esta noche en mi casa como siempre, avisá a los otros'. El 10 divulga el mensaje a un par de sus compañeros. El que envió el mensaje es el número 8 del equipo contrario.

A las 10 de la noche son cinco jugadores profesionales del campeonato nacional los que comparten unos tragos, debatiendo a voz en cuello el partido que protagonizaron mientras juegan a las cartas o al PS3. A las 2 de la mañana los invitados del 8 deciden marcharse, el único que se queda para ayudar con la limpieza es el 10. Cierran la puerta y comienzan a jugar con sus cuerpos. Se besan hasta quedar sin aliento, sus manos recorren sus cuerpos algo malogrados luego del juego fuerte de aquella tarde.

El 10 saca de su mochila una peluca rubia, se la coloca en la cabeza y comienza a desnudarse para el 8. Finalmente desnudo, inclina su cuerpo para entregarse a su colega, a su adversario. El 8 se va sobre él para comenzar el juego sensual. Se balancea sobre su compañero por algunos minutos hasta lograr el clímax.

Ahora cambian roles y es el 8 el que seduce y excita al 10, lo hace con sus manos y su boca. Apoya sus manos en el sofá dejando su cuerpo a merced del 10. Este devuelve gentilezas, se mueve intensamente dentro de su rival hasta lograr su cometido.

Ambos se visten se dan un beso apasionado y el 10 vuelve a su casa, donde su mujer lo espera. Este superclásico ha terminado empatado. Nadie sabe cuál será el resultado del próximo.

*Basado en hechos posiblemente reales

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails