julio 04, 2011

Bienvenida

Cuando tenía 6 ó 7 ańos, mi mamá nos preguntó a mi hermana y a mi si queríamos tener otro hermanito. Le respondimos sin dudar que sí, porque teníamos la idea de que podríamos jugar con él/ella y que la familia sería más feliz. En 1988 nació mi hermano menor y la verdad es que a mi hermana, a una de mis primas y a mi nos costo casi sangre cuidar a mi hermano.

No solo porque no sabíamos o entendíamos que uno no puede jugar con su hermano cuando éste no habla ni camina, sino que también llora y caga. Lo que sufrimos fue que mi mamá trabajaba al igual que mi papá asi que nos tocaba encargarnos del pequeńo monstruo que habíamos deseado. Particularmente con mi hermano que era un salvaje.

Recuerdo ir al departamento de mi abuela o de mis tías con mi hermano de dos extrańos, tocar el timbre y hacerme bola para que lo puedan cuidar y asi yo pueda descansar/jugar en paz.

Recuerdo haber actuado muchas veces como padre cuando mis papás decidieron separarse. Entonces no sólo tenía que cuidarlo, sino que ahora nos tocaba con mi hermana educarlo cuando mi mamá este fuera de casa.

Recuerdo hacer caminos para autitos para él y terminar tan cansado que ya ni me daban ganas de jugar aunque él suplicara. O crear un pequeńo minigolf en el destruido jardín para jugar con canicas.

Recuerdo hablarle sentado en las gradas de la casa para explicarle que tiene que portarse bien porque nuestra mamá no tenía ya mucha paciencia con nosotros.

Recuerdo verlo acompańar a mi abuela a misa porque no le gustaba que ella vaya sola.

Recuerdo verlo acompańar a mi mamá al médico más seguido que yo y ver como él con su corta edad asumía la enfermedad de mi mamá más que mi hermana y más que yo.

Recuerdo verlo darse tiempo siempre para visitar a todo el mundo en el hospital o en funerales, ya sean familiares, amigos, amigos de mi mamá o mi abuela.

Recuerdo verlo feliz hacer la premilitar y escuchar siempre sus historias de entrenamientos o la fascinacion de ser uno de los mejores de su escuadra.

Recuerdo llorar junto a él cuando mi mamá ya dejó de sufrir para descansar.

Recuerdo verlo salir bachiller, molestarlo con el proceso de alfabetizacion del país y sacarle muchas muchas fotos.

Recuerdo el último abrazo que le dí, cuando tuve que partir a seguir con mi vida.

Recuerdo el mail corto que me mandó diciéndome que se casaba.

Mi hermano es la única persona que he visto crecer desde que mi mamá estaba embarazada hasta casi nuestros días.

El viernes pasado, mi hermano y su esposa vieron nacer a su primera hija, Sofía.

Ver a mi hermano, mi hermanito, al que vi crecer, abrazar a su hija me llena el corazón de alegría.

Bienvenida pequeńa Sofía. Este mundo está casi destruido pero tienes a muchísima gente que hará que tu vida sea lo más cómoda posible. Nos veremos en vivo en marzo, pero hasta que eso pase, te mando todo mi amor.

6 comentarios:

Pepe Fuentes dijo...

Un post muy emotivo, pero muy bonito, es lindo ver como nuestros hermanos van creciendo y se van haciendo personas de bien para este mundo tan revoltoso y bochornoso, dale mi parte una felicitacion a tu hermano por el nuevo integrante de su familia y te mando un abrazo a ti por ser tan buen tipo con tu hermano, ojala muchos aprendieran de tus enseñanzas como hermano mayor, un saludo desde Sucremanta

Beto// dijo...

Eso es lo bueno de las familias numerosas ahora imposibles de tener

Luistigre dijo...

Pepe si viendo a tus hermanos crecer te pone nostalgico, como sera con los hijos no?

Gracias por los saludos seguro que los va a leer

Beto a mi me da yuyu tener hijos, no se como antes se animabana a tener tantos... ahhh no habia television. Saludos

ratona dijo...

me dejaste #speechless y con la memoria a todo motor recordando todo lo que mi hermana y yo hemos compartido....

esta es, probablemente, tu faceta más dulce
muchas felicidades por llegada de la bebita!

Tincho Sánchez dijo...

Qué dirán de mi: tengo 4 wawas, 2 TVs, cable, PS, PC, Mac. Pero hacer y tener wawitas es una de las mejores aventuras y experiencias.
Fue muy conmovedor leer tu post que refleja el cariño que tienes por tu hermano, ahora padre.

Un abrazo

Luistigre dijo...

Ratona: he vuelto para ofrecer mi corazón (?) Con semejante belleza de bebé dan ganas de ser empalagoso.

Tinchez: y yo con tanto gagdet no tendria tiempo para engendrar jajaja. gracias por las palabras, un abrazo

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails