octubre 28, 2011

octubre 25, 2011

¿Y en Bolivia...?

Cuando por azares de la vida caes en un país exótico como Polonia de un país igual exótico como Bolivia, no faltan las preguntas sobre el lugar de donde uno viene para saber algo de cómo se vive en un país al otro lado del charco. Lo malo en Polonia es que existe un fulano llamado Wojciech Cejrowski quien se pasó su vida como explorador por África y América Latina, contando en su programa de televisión sobre los habitantes de estos continentes y sus costumbres. Está de más decir que se la pasó en la Amazonia con los aborígenes de dicha región. Entonces la gente aquí, en muchos casos, tiene esa percepción o imagen de Latinoamérica.

Entonces si tú eres uno de los aborígenes pues tienes que responder a todo tipo de preguntas para confirmar o refutar ideas preconcebidas en las mentes de los aborígenes polacos. Aquí les presento algunas de las preguntas (y respuestas) más divertidas:

¿En tu país hay palomas?
-No, en las ciudades vuelan cóndores.

 ¿En Bolivia usan tenedores?

-No, como todavía cazamos nuestra comida no es necesario.

¿En Bolivia tienen Tv por cable?
-No, todavía vivimos en los árboles, por eso no tenemos electricidad.

¿En tu país tienen pubs?
-No, hacemos rondas frente al fuego y luego sacrificamos vírgenes.

¿En Bolivia no tienen ciudades no?
-No, vivimos esparcidos en la pradera conviviendo con los animales.

Y puedo seguir con las preguntas y respuestas. Si quieren saber más de Bolivia o quieren que les responda sobre Polonia, solo disparen.



octubre 20, 2011

No me pidas la hora


Uno de los grandes defectos que tengo es el de ser distraído. Si pasas por mi lado y te conozco, lo más probable es que no te salude, pero no porque sea maleducado, es porque ando pensando en la apicultura en Malawi o en los avistamientos de ovnis en Tayikistán, no tiene nada que ver contigo.

El problema es que cuando voy por la calle, siempre alguien me va a preguntar algo y generalmente la gente me pregunta la hora y para esa rama tan simple de la vida (saber la hora) yo soy un nabo total y más aún aquí en Polonia que tengo que construir mis frases como si las palabras fuesen fichas de Lego.

Me han preguntado muchas veces y para cada una tengo una historia, lo malo es que luego de que la gente se va me quedo con cara de idiota. Aquí les muestro unos ejemplos:

(Yo en bicicleta)
-Disculpe, ¿qué hora es?
-Eh, hmmm, ah, hmmm, mire (y le muestro el reloj para que vea la hora).

(Yo caminando)
-Una pregunta, ¿tiene reloj?
-Si (y sigo mi camino).

(Yo en la parada de autobús)
-Una pregunta, ¿que hora es?
-Son las... 10 y 1,2,3,4,5,6... son las 10 y 7 minutos.

(Yo caminando por el centro con una amiga)
-¿Qué hora es?
-Ah, son las... ... ... 20 horas para las 9.
-¿9 menos 20?
-Eh .... sí.

(Yo en la playa a las 16:30)
-Disculpa, ¿que hora es?
-Ah, son las 5 y media.
-¡Pucha! estoy atrasadísima, me voy corriendo.

(Yo en una oficina)
-¿Tienes hora?
-¡No!, mi reloj no funciona.

Si me ves por la calle ¡no te atrevas a pedirme la hora!

Imagen tomada de Tecnología 21

octubre 17, 2011

En busca de la felicidad I

Para algunas personas el sentido de la vida es la religión, para otras las posesiones o el dinero, para algunas el éxito profesional y para muchas otras la fama. En fin, cada quien tiene una idea de lo que la vida es y tiene que ser.

En mi caso, el sentido de la vida es la búsqueda de felicidad. Pero la felicidad es ambigua. Puede tomar muchas formas. Algunas veces puede ser estudiar algo que quiero, otras viajar a algún lugar, otras cambiarme de país para poder saber quién soy. Otras puede ser una persona. Lo bueno de la felicidad es eso, que puede representar muchas cosas.

Siempre busqué la felicidad y siempre fui hacia la felicidad y siempre lo haré. Las posesiones materiales no me sirven porque un día puedo tener la idea de buscar la felicidad en otro lugar y el peso de las posesiones sería muy grande. Suena hippie pero no lo es. Una vez sentí que mi felicidad estaba en Espańa, en una carrera, luego sentí que la felicidad no estaba allí. En otra ocasión sentí que la felicidad se encontraba en Polonia y aquí me tienen.

Sé que puedo recorrer medio mundo para poder encontrar la felicidad, porque a la larga, también me hace feliz estar en el medio de la búsqueda, como un explorador que busca su tesoro.

Y ustedes, ¿qué están buscando en la vida?

octubre 14, 2011

En la Feria del Libro

Creo que era el 2003 o 2002, fuimos a antojarnos unos libros a la Feria, mi primo, minoviadeeseentonces y yo. Recorrimos el lugar entero dos veces. Hasta ahí es una historia aburrida, pero lo que pasó ese día será recordado por uno de los hechos más bochornosos de mi vida.

Luego de curiosear libros de historia y de crónicas españolas, nos fuimos caminando y fuimos a parar a un stand cn material de escritorio: lo de siempre, bolis, cuadernos, posters, libretas y demás. Entonces minoviadeeseentonces se fija en unos almanaques con fotos de cuadros famosos. Los comienza a revisar con brillo en los ojos (era/es gran fanática del arte) y los revisaba meticulosamente dando alaridos a cada nuevo almanaque dedicado a cada autor o pintor.

-Oh! Monet, oh! Caravaggio, oh, Botero, oh! Gauguin...

Como yo andaba distraido, pregunté naturalmente ¿qué es Gauguin? y no me fijé que a mi alrededor estaban algunas personas y la dueña del stand. Minoviadeeseentonces y mi primo se rieron por mi pregunta pero la vendedora me miró fijo a los ojos como buscando una explicación a mi pregunta, y me dijo con voz seca pero maternal.

-Venga por aquí joven, aquí tenemos unos almanaques con delfines y perritos si le interesa.

Todos rieron a carcajadas y yo me quedé con cara de paisaje por media hora, agaché la cabeza y me fui silbando bajito al stand de libros para niños.

octubre 07, 2011

Una noche normal en Estocolmo

Son las once de la noche y ya me termine la ultima cerveza. La noche esta muriendo porque el cansancio del viaje ya se siente, casi cinco horas entre viajar en coche, autobus, avión autobus y metro. Pero no podia faltar un poco de acción.

Voy al bańo (las cervezas hacen su efecto) con total normalidad mientras los demas o ya duermen o revisan algo en internet. Mientras hago pis (aqui viene la duda si escribir pis, mear, o demas) se abre la puerta del bańo de golpe y veo a un sueco, con cara de pocos amigos. Lo miro extrańado y entiendo todo hasta que me dice que es policia. Como soy una oersona tan tranquila, con toda naturalidad le digo "oh, ok, puedo terminar?" El me dijo que si y luego se me quedo viendo hasta que termine.

Me llevan a la sala para reunirme con mis amigos, nos ponen en circulo para que puedan inspeccionar la casa en busca de drogas. son seis policias y un perro. Los suecos trabajan tan bien que tienen a uno encargado para tomar los datos "Por que tu nombre es tan largo?" "Ah, porque en Latinoamerica y Espańa lo tenemos largo" (risas). Tambien tienen a una policia que toma el rol de "la buena" es la que te conversa mientras los otros hacen el juego sucio.

En fin, no encontraron nada incriminante. Nos pidieron disculpas por la forma de actuar y nos desearon una buena estancia en Suecia. Macanuda forma de dar la bienvenida!

Veamos que nos ofrece hoy Estocolmo, y como ya lo dije, ESTO es el COLMO!

octubre 03, 2011

Los hinchas del fútbol

Cuando vivía en La Paz, me gustaba ir ar estadio para ver los partidos del Tigre. Para mí uno de los grandes placeres de ir al estadio era ver al público y las diferentes formas que tenían para alentar o insultar a los jugadores. Uno puede encontrar muchas clases de hinchas y aquí voy a describirles a los que más recuerdo o a los que más me divertían.

Primero tenemos al desubicado, es aquel personaje que se disfraza con los colores de su equipo y se va a sentar cerca a los barrabravas del equipo contrario. Es el que resiste estoicamente y por mucho tiempo que le insulten, que le tiren basura y hasta que le canten directamente en la cara. Si su equipo mete gol se tiene que tragar el festejo porque si lo festeja puede acabar en el hospital; en cambio, si es el equipo contrario recibe burlas de todos los que están a su alrededor. Generalmente la policía interviene y se lo llevan escoltado a otro sector.

El líder es un tipo de oficina, por encima de los 35 que cuando era niño le gustaba ir a la barra. Ahora que la edad no le permite saltar y cantar por 90 minutos, es el que incita a otros a cantar y saltar. Se sabe todas las canciones de la barra, ve los partidos parado, con un cigarro en una mano y un café en la otra. Se los distingue por la vestimenta: Traje oscuro, corbata del color de su equipo y bufanda del equipo. Generalmente se reúne de otros de su clase para alentar e insultar en los estadios.

El malhumorado es muy fácil de distinguir. Desde que llega al estadio hasta que sale del estadio, está de mal humor. Reniega por todo y contra todos. No importa si su equipo esta ganando por seis goles, él siempre buscará los errores antes que las virtudes. Es el que insulta incluso a los vendedores de refrescos. Nadie se salva, desde el portero del equipo contrario hasta la mamá de la esposa del presidente del club. Lo bueno de estos individuos es que tienen un amplio repertorio de apodos e insultos para todos y todas, así que, mientras no te insulte, puedes disfrutar de este personaje.

También tenemos al hablador. Es el hombre de los datos. Te dice dónde y cuándo jugó X o Z jugador. Sabe los palmarés de todos los equipos habidos y por haber del mundo. Sabe qué lesiones tienen los jugadores e incluso qué hicieron la noche anterior. Este personaje se sienta en el mismo asiento desde el 1966. Es casi una leyenda del sector al que va. Todos lo conocen y se alejan paulatinamente de él porque es cansino.

Luego tenemos al entusiasta. Es el que canta, grita, alienta todo el partido. Es el que te abraza (sin conocerte) cuando tu club mete un gol. El problema de estos personajes es que no tienen compañía. Van solos al estadio en busca de amistades y hacen todo lo posible para poder llamar la atención. Entre los gestos y movimientos que demuestran, están: taparse la cara con las manos cuando alguien falla un gol; grita "uuuuuuhhhhh" cuando el balón pasa cerca del arco; canta las canciones alusivas contra el árbitro o contra algún jugador lesionado que se queda en el suelo. Es bueno tener a este personaje a una distancia prudente.

El hombre radio generalmente se sienta rodeado de decenas de personas por una simple razón: es el único que lleva una radio y la pone a todo volumen para que todo el sector pueda escucharla. Este sujeto siempre tendrá su nemesis, quién es el que critica la radio que escucha y le pide a gritos que ponga a la de su preferencia.

Entre las hinchas femeninas, las mejores son las histéricas. Son las que quieren dejar todo el alma en el estadio pero no lo hacen por etiqueta. Ellas generalmente llaman "burro" o "tonto" o "hijo de buda" a los jugadores cuando cometen errores. Gritan mucho y se enojan fácilmente. Van solas porque a sus novios o esposos no les gusta el fútbol tanto como a ellas.

Por último tenemos al bromista. Este personaje trata de encontrarle la gracia y el chiste a todo. Se burla de la vestimenta del equipo contrario. Del hombre que está sentado dos filas más abajo por su sombrero o bigote. Del juez de línea porque está pasado de peso. En fin, de todo. De las 100 bromas que puede hacer, el 75% de ellas son malas, el 20% son malísimas y un 5% son buenas. Junto a él se sientan tres o cuatro de sus amigos quienes permiten que diga todos sus chistes.

El fútbol sin estos personajes no sería el mismo. Al menos no para mí. Y si a tí no te gusta ir al fútbol, pues deberías ir alguna vez para desestresarte un poco insultando al que quieras sin que alguien te diga algo (al menos yo hacía eso).

Si ustedes van al fútbol, ¿como se comportan?

Posts Relacionados

Related Posts with Thumbnails